Hermana Cassia /14 ⍟

TitleNombreAudio
Introducción{¿Mm? ¿Qué tenemos aquí? ¿Otro exiliado de Oriath? Considerando los problemas que tenemos por aquí, desearía que enviaran a alguien más… útil. Tristemente, tenemos exiliados inútiles por doquier como esporas en el viento.

Por cierto, soy Cassia. Un placer.}{¿Mm? ¿Qué tenemos aquí? ¿Otra exiliada de Oriath? Considerando los problemas que tenemos por aquí, desearía que enviaran a alguien más… útil. Tristemente, tenemos exiliados inútiles por doquier como esporas en el viento.

Por cierto, soy Cassia. Un placer.}

ExilioSí, es cierto, yo también soy una exiliada como tú. Capté la atención del Alto Templario hace muchos años. Mostré interés en las artes mecánicas, y él necesitaba a alguien como yo para algunos proyectos muy secretos que tenía entre manos. Buscó formas para acceder al poder almacenado en las gemas de virtud. Formas que dudo que estuviesen en línea con el plan de Dios. No me opuse abiertamente a sus órdenes; simplemente... las interpreté de otro modo. Los mecanismos que construí eran brillantes y poderosos, y completamente inútiles para lo que él deseaba. Puede que haya conservado algunos.

Desafortunadamente, como ya sabes, a Dóminus se le escapan muy pocas cosas. Me exiliaron para mantener el secretismo. Me reemplazaron rápidamente por una zorrita.

¿Qué? Es una zorra.

RecambioProbablemente la conozcas por el nombre que el Alto Templario Dóminus le dio: Piedad. Una zorra convertida en taumaturga convertida en inventora. O al menos eso quisiera ella. Vi algo de su trabajo. Mediocre, considerando los recursos que tenía a su disposición.

No es que tenga envidia. En serio. De verdad, bien por ella. Pero, ya sabes, los creadores suelen quedar atrapados entre los dientes de sus creaciones, y a Piedad parece que sus creaciones le gustan con muchos, muchos dientes.

ArtefactosEn su momento trabajé en muchas maquinitas hermosas. Veamos… Había una que originalmente estaba diseñada para quitar la cáscara y la piel de las frutas. Ahora se llama Arrancapelos.

El horno portátil finalmente no se usó mucho como horno, y terminó siendo un dispensador de ascuas ardientes. Sigue siendo bastante popular.

Y, por supuesto, las torres que he estado fabricando para proteger la bomba de purificación portátil. Me enorgullecen particularmente. Funcionan a base del fluido tóxico que viaja por las fibras fúngicas. ¡Sorprendentemente robustas y seguras! Relativamente seguras. No murió casi nadie que no debiera hacerlo.

HongosNunca antes había visto algo así. Los crecimientos no muestran signos de pensamiento inteligente, ni ninguna ambición concreta, y sin embargo, tan pronto como la aguja de la bomba perfora el cuerpo fúngico, comienzan a aparecer criaturas de toda clase desde el micelio, y jamás se alejan de él.

El fluido del interior de estos crecimientos puede contener la llave para controlar la mente de otras criatuas... Y, con algo de suerte, también algo para protegernos de un poder así. Ya muchos se disputan el control de nuestra voluntad, pero eso es parte del dominio divino.

El TemplarioSin duda ya debes haberme oído cantar algún himno de los templarios. Uno de los tantos hábitos que han permanecido conmigo, además de los que llevo puestos. Aunque los templarios tienen sus… "asuntos", no son completamente infundados. Después de todo, ellos solo siguen la voluntad de Dios. Y, que Inocencia nos guarde, sí que son pegadizos sus himnos. Cantarlos me ayuda a concentrarme.

Mapas Infestados{Estoy empezando a pensar que estos crecimientos tienen algún núcleo o... Vaya, cerebro no es la palabra perfecta, pero no está muy lejos.

Estos crecimientos más grandes, estos "mapas infestados" que has encontrado, quizá puedan llevarnos al origen de la plaga.

Hasta hace poco creía que eran un síntoma de la muerte de Wraeclast. Crecimientos fúngicos alimentándose de un cadáver en descomposición. ¿Ahora? Estoy segura de que son un parásito. Wraeclast no está muerto, pero está muriendo, debilitado por su violenta historia y superado y asfixiado por la plaga.

Dios ha presentado todas las piezas del rompecabezas. Todo lo que necesitamos ahora unirlas correctamente. Espero que seas bueno para los rompecabezas.}{Estoy empezando a pensar que estos crecimientos tienen algún núcleo o... Vaya, cerebro no es la palabra perfecta, pero no está muy lejos.

Estos crecimientos más grandes, estos "mapas infestados" que has encontrado, quizá puedan llevarnos al origen de la plaga.

Hasta hace poco creía que eran un síntoma de la muerte de Wraeclast. Crecimientos fúngicos alimentándose de un cadáver en descomposición. ¿Ahora? Estoy segura de que son un parásito. Wraeclast no está muerto, pero está muriendo, debilitado por su violenta historia y superado y asfixiado por la plaga.

Dios ha presentado todas las piezas del rompecabezas. Todo lo que necesitamos ahora unirlas correctamente. Espero que seas buena para los rompecabezas.}

Piedad y DóminusPor extraño que pueda sonar, me siento un poco triste. Sé, en lo profundo de mi corazón, que no eran buenas personas. Pero seguían siendo personas. Conocía mucho a Dóminus. Trabajamos juntos, comimos juntos. En algún momento podría haberlo considerado un amigo. Y Piedad estaba luchando contra sus propios demonios.

Espero que Dios crea conveniente perdonar a sus almas... y a la mía.

Inocencia{El Inocencia que eliminaste no era el Dios que yo conocía. Mi Dios es desinteresado. Humilde. Sí, tiene una cierta tendencia a quemar a los pecadores, pero, ¿acaso no la tenemos todos?

Tú solo espera, exiliado. La eternidad me dará la razón.}{El Inocencia que eliminaste no era el Dios que yo conocía. Mi Dios es desinteresado. Humilde. Sí, tiene una cierta tendencia a quemar a los pecadores, pero, ¿acaso no la tenemos todos?

Tú solo espera, exiliada. La eternidad me dará la razón.}

El corazón de Blight{Lo has hecho bien, mi pequeño apostol. El momento de la verdad yace ante nosotros. ¿Qué estás mirando? Estoy hablando metafóricamente. Ya irás aprendiendo.

Antes de que ataquemos el corazón de la plaga, asegúrate de estar listo para lo que nos espera. Sería muy inoportuno que mueras ahora. Hasta es posible que te extrañe.

Te sugiero que empieces a calentar, porque tendrás que correr.

}{Lo has hecho bien, mi pequeña apostol. El momento de la verdad yace ante nosotros. ¿Qué estás mirando? Estoy hablando metafóricamente. Ya irás aprendiendo.

Antes de que ataquemos el corazón de la plaga, asegúrate de estar lista para lo que nos espera. Sería muy inoportuno que mueras ahora. Hasta es posible que te extrañe.

Te sugiero que empieces a calentar, porque tendrás que correr.

}

Unción de AceitesVeo que has logrado obtener algunos aceites con esas manos rápidas que tienes. ¿Qué diantres tienes pensado hacer con ellos? No te molestes en responder, la verdad no me interesa, porque yo les puedo dar una utilidad mucho mejor que cualquier tontería que puedas haber planeado.

Tráeme algunos viales de esos aceites y ungiré tu amuleto y tus anillos siguiendo la tradición del clero. Una bendición así desbloqueará dones que ni siquiera sabes que tienes en tu interior. Después de todo, Dios ayuda a quienes ayudan a los demás.



Crecimientos Extraños{¿Ves este crecimiento? No me mires a mí, eres un… Ese cuerpo expandido. El… el hongo grande. Es extraño, ¿cierto? No hubiera esperado algo de esta escala en un lugar como este. Resalta como un pecado durante un sermón. Desafortunadamente, este es uno de muchos, y todos están llenos de un fluido extremadamente tóxico. Es muy peligroso para la salud y nadie está prestándole atención. Nadie excepto yo, claro. Por eso le adherí esta bomba de purificación a la gleba. Es la masa de esporas. La parte amarilla y grande.

Planeo extraer los fluidos tóxicos del micelio —las partes que parecen raíces— a través de la masa de esporas, para privar al crecimiento de los fluidos que lo hacen vivir. Aunque no le encuentre ningún uso, al menos no caerá en manos peligrosas ni torpes.

En respuesta a eso, el micelio reaccionará. Violentamente. Aquí es donde intervienes tú.

La Madre Superiora decía que "Dios ayuda a quienes ayudan a los demás". Permíteme poner en duda el tipo de ayuda que puedes proveer, porque no se me ha escapado el hecho de que estás, por así decir, cubierto de vísceras. Aún así...

Tengo algunos artefactos que podemos colocar para proteger mi bomba de purificación. Cuando estés listo, enciende la bomba y elige algún lugar del micelio para colocar uno de los artefactos. Después de eso, prepárate, porque entiendo que habrá más vísceras.


}{¿Ves este crecimiento? No me mires a mí, eres un… Ese cuerpo expandido. El… el hongo grande. Es extraño, ¿cierto? No hubiera esperado algo de esta escala en un lugar como este. Resalta como un pecado durante un sermón. Desafortunadamente, este es uno de muchos, y todos están llenos de un fluido extremadamente tóxico. Es muy peligroso para la salud y nadie está prestándole atención. Nadie excepto yo, claro. Por eso le adherí esta bomba de purificación a la gleba. Es la masa de esporas. La parte amarilla y grande.

Planeo extraer los fluidos tóxicos del micelio —las partes que parecen raíces— a través de la masa de esporas, para privar al crecimiento

Crecimientos Extraños¡Éxito! No podría haberlo hecho sin Dios. Supongo que tú también ayudaste un poco. Que no se te suba a la cabeza.

Desgraciadamente, este es solo uno de los muchos crecimientos impuros. Nos queda mucho trabajo por delante si queremos erradicar esta plaga de Wraeclast. Como tu rendimiento fue... decente... creo que podemos continuar con esta sociedad. Sabrás dónde encontrarme.

Crecimientos Extraños{Yo fui quien te encomendó proteger la bomba, así que en verdad ya sabemos en quién yace la culpa. En ti. Por no proteger la bomba. Se ve terrible. Repararla puede tomarme semanas, incluso meses. Yo… Oh, no, ya la he reparado, gracias a Dios. Considérate extremadamente afortunado.

Supongo que aún no estás listo para esto. Rezaré para que lo estés pronto, pues ahora estás en deuda conmigo. Mejora tus habilidades y ven a buscarme. Sabes cómo encontrarme, ¿verdad? Solo acércate al crecimiento palpitante más cercano. }{Yo fui quien te encomendó proteger la bomba, así que en verdad ya sabemos en quién yace la culpa. En ti. Por no proteger la bomba. Se ve terrible. Repararla puede tomarme semanas, incluso meses. Yo… Oh, no, ya la he reparado, gracias a Dios. Considérate extremadamente afortunada.

Supongo que aún no estás lista para esto. Rezaré para que lo estés pronto, pues ahora estás en deuda conmigo. Mejora tus habilidades y ven a buscarme. Sabes cómo encontrarme, ¿verdad? Solo acércate al crecimiento palpitante más cercano. }