Alva Audio /19 ⍟

TitleNombreAudio
Hablar con Alva{Lo siento, exiliado. Estoy ocupada.}{Lo siento, exiliada. Estoy ocupada.}

Introducción{¡Gracias a los dioses! No eres ningún santo, eso está a la vista. Aunque, ¿quién soy yo para cuestionar lo que otorga la divina providencia?

¡Soy la gran Alva Valai! Coleccionista de reliquias excepcional, buscadora de misterios, exploradora de lo desconocido, amante de todo lo que brille, y necesito tu ayuda.

El Templo perdido de Atzoatl: salas engalanadas de modos que no puedes imaginar, cajas rebosantes de riquezas brillantes, ¡y reliquias tocadas por poder  insuperable! Ha permanecido olvidado durante eras... hasta ahora.}{¡Gracias a los dioses! No eres ninguna santa, eso está a la vista. Aunque, ¿quién soy yo para cuestionar lo que otorga la divina providencia?

¡Soy la gran Alva Valai! Coleccionista de reliquias excepcional, buscadora de misterios, exploradora de lo desconocido, amante de todo lo que brille, y necesito tu ayuda.

El Templo perdido de Atzoatl: salas engalanadas de modos que no puedes imaginar, cajas rebosantes de riquezas brillantes, ¡y reliquias tocadas por poder  insuperable! Ha permanecido olvidado durante eras... hasta ahora.}

El Templo de AtzoatlCreo que el secreto de su ubicación yace en la Ciudad Vaal que, hasta hace muy poco, estaba sumergida y era inaccesible. Es una historia que creen los mendigos: algún demonio cubrió la tierra con su oscuridad, ¡pero un héroe la desterró y con ello elevó a la ciudad desde el fondo del río! Después algunos bandidos aparecieron, tomaron artefactos invaluables y bloquearon la única entrada hasta que un héroe incluso más poderoso los mandó a volar. Si ese héroe o heroína estuviese por aquí, le pediría que me ayude a conseguir riquezas inconmensurables pero, creo que tú servirás.

El Pasado de Alva{Cuando era joven, mi padre me envió por primera vez a la aventura al enlistarme para trabajar en la marina de Dóminus. Solía amar el mar. La forma en que olía. La frescura del aire. Pero... sucedieron algunas "cosas" y volví a Teópolis con la idea de vivir una vida de señorita. Ja, obviamente, no era mi destino.

Mis grandes deseos de emoción me llevaron a los Relicarios, una sociedad secreta de cazadores de tesoros fundada por esos fríos y avaros de la alta sociedad. Mi padre movió algunos hilos, y antes de darme cuenta ya estaba entre ellos, saqueando tumbas y templos por el mundo. Pero bueno, siendo un exiliado, ya sabes cómo son los templarios. Decir que son desconfiados es un modo de describirlos. Cuando encontré un manual de taumaturgia de sangre Vaal, sabía que no podía dejar que caiga en sus manos. Y de hecho nunca pasó.

Aunque ese maldito Alto Templario sabía que yo manteía algo en secreto, y por eso, como ya no era bienvenida entre la nobleza, aquí me tienes. Por suerte aquí haremos una fortuna, y algunos de mis clientes aún me son fieles cuando se trata de gastar el contenido de sus monederos.}{Cuando era joven, mi padre me envió por primera vez a la aventura al enlistarme para trabajar en la marina de Dóminus. Solía amar el mar. La forma en que olía. La frescura del aire. Pero... sucedieron algunas "cosas" y volví a Teópolis con la idea de vivir una vida de señorita. Ja, obviamente, no era mi destino.

Mis grandes deseos de emoción me llevaron a los Relicarios, una sociedad secreta de cazadores de tesoros fundada por esos fríos y avaros de la alta sociedad. Mi padre movió algunos hilos, y antes de darme cuenta ya estaba entre ellos, saqueando tumbas y templos por el mundo. Pero bueno, siendo una exiliada, ya sabes cómo son los templarios. Decir que son desconfiados es un modo de describirlos. Cuando encontré un manual de taumaturgia de sangre Vaal, sabía que no podía dejar que caiga en sus manos. Y de hecho nunca pasó.

Aunque ese maldito Alto Templario sabía que yo manteía a

AtzoatlSe dice que el Templo perdido de Atzoatl era el más famoso en la historia y los mitos de los Vaal. Hasta donde sé, la construcción del Templo comenzó en los últimos años del Imperio Vaal. Es muy difícil indicar con exactitud cuándo terminaron de construirlo, pues ocurrió poco antes de los eventos que dieron como resultado la extinción de la civilización

Quizá es la fragilidad de la línea de tiempo lo que ha convertido a Atzoatl en un símbolo de mitología Vaal. Algunos dicen que era un lugar de oscuridad, hogar de los más viles sacrificios. Pero hay otros que sostienen que el templo fue la cuna de la tecnología: incluso se dice que nuestra tecnología actual no tiene comparación con la que se creaba dentro de esos muros.

Los eruditos de hoy han sugerido que era el hogar del tesoro de la mismísima Reina Atziri. Sea cual sea la verdad, sin duda estaría custodiado fuertemente por fanáticos y personas de la realeza. Y si algo merece ser protegido, ¡definitivamente merece ser tomado!

OriathBueno, la mayor parte de mi mercado ya no existe... pero soy del tipo que se adapta, y hay muchos piratas, ladores, tiranos y locos que pagarían un buen precio por mis descubrimientos.

Puede que solo tenga que caminar un poco más para encontrarlos.

Bucle TemporalEncontramos el templo, pero nuestro trabajo no ha terminado. La corrupción Vaal ha enredado el tiempo y el espacio, y podemos ganar mucho si nos adentramos más profundo.

¡Podríamos aprender mucho más si experimentamos más ciclos de tiempo y vemos cada resultado posible! Estamos justo donde comenzamos, pero eso también significa que nosotros

Guarida¡Te has hecho con una guarida! Podría ser una buen lugar de operaciones una vez que hayamos encontrado el templo en el presente. Si tienes algo de espacio allí para mí, házmelo saber.

Invitar a la guaridaExcelente, te veré allí.

Introducción{¡Gracias a los dioses! No eres ningún santo, eso está a la vista. Aunque, ¿quién soy yo para cuestionar lo que otorga la divina providencia?

¡Soy la gran Alva Valai! Coleccionista de reliquias excepcional, buscadora de misterios, exploradora de lo desconocido, amante de todo lo que brille, y necesito tu ayuda.

El Templo perdido de Atzoatl: salas engalanadas de modos que no puedes imaginar, cajas rebosantes de riquezas brillantes, ¡y reliquias tocadas por poder  insuperable! Ha permanecido olvidado durante eras... hasta ahora.}{¡Gracias a los dioses! No eres ninguna santa, eso está a la vista. Aunque, ¿quién soy yo para cuestionar lo que otorga la divina providencia?

¡Soy la gran Alva Valai! Coleccionista de reliquias excepcional, buscadora de misterios, exploradora de lo desconocido, amante de todo lo que brille, y necesito tu ayuda.

El Templo perdido de Atzoatl: salas engalanadas de modos que no puedes imaginar, cajas rebosantes de riquezas brillantes, ¡y reliquias tocadas por poder  insuperable! Ha permanecido olvidado durante eras... hasta ahora.}

EinharEinhar habría encajado muy bien en el imperio de Atziri. El hombre no es ajeno a los rituales de sacrificio, aunque por suerte limita sus asesinatos a las bestias. No parece interesarle mucho la opulencia, lo cual es bueno para mí. Mientras Einhar se mantenga ocupado con lo que sabe, nos llevaremos bien.

NikoNiko es un poco... rarito, sí, pero si puedes pasar por alto sus excentricidades, es útil. La mina que custodia tan apasionadamente está llena a rebosar de cositas brillantes. He estado tratando de ganarme su cariño para que cuando encuentre el verdadero filón, yo esté a su lado.

ZanaNo había conocido a nadie que proteja sus creaciones como lo hace Zana. No es como si su astrolabio pudiese hacernos viajar en el tiempo. Espera... ¿puede hacerlo? ¿Qué es lo que hace esa cosa? He visto los lugares a donde la lleva. ¡Algunos son realmente horrorosos! Hacen que los Vaal parezcan gatitos domesticados. Aunque no Zana... ella es un león con rostro de gatito.

JunEstoy tratando de estar en la lista blanca de Jun. No es que sea agresiva, no conmigo al menos, pero la he visto pulir dagas mientras mira a la distancia. Reconozco esa mirada gracias a los días que pasé alrededor de cazadores de tesoros de mala reputación. Mirada de asesino. Ella está tras la sangre de alguien.

HelenaEs una mujer encantadora. Tuve algunos encontronazos con ella en Oriath, pero dudo que lo recuerde. Probablemente sea para mejor, pues yo estaba vendiendo algunos abalorios falsificados en ese momento y ella tiene buena mano para detectar falsificaciones. Ahora que mi operación es legal, en cierto modo, me entusiasma poder conocerla mejor.

NavaliAún no he hablado con Navali al respecto, pero me pregunto cómo afectarán nuestras pequeñas incursiones al pasado a sus visiones del futuro. También me pregunto por qué no está usando sus poderes para que todos seamos increíblemente ricos. ¡Imagina todos los combates de la Gran Arena en los que podría apostar! Preferiría mucho más ver destripamientos que llevarlos a cabo yo misma, si para ella es igual. Creo, si lo piensas bien, ¡que toda esa sangre Vaal está en su conciencia!

Orden de los DjinnAsí que la gente de Jun se escabullió a través de la historia almacenando artefactos poderosos, ¿no? ¿Sabes si guardaron alguno de esos artefactos en el Templo de Atzoatl en algún momento? ¿No? Bueno. Era solo una idea.

El Templo de Atzoatl{Creo que el secreto de su ubicación yace en la Ciudad Vaal que, hasta hace muy poco, estaba sumergida y era inaccesible. Pero con todo lo que está ocurriendo, la ciudad ha resurgido desde las profundidades y, bueno, aún es inaccesible. Parece que el único modo de acercarse es a través del río, y el único cruce está repleto de bandidos. Tengo un plan que podría hacernos increíblemente ricos, pero... quizás algún día...}{Creo que el secreto de su ubicación yace en la Ciudad Vaal que, hasta hace muy poco, estaba sumergida y era inaccesible. Pero con todo lo que está ocurriendo, la ciudad ha resurgido desde las profundidades y, bueno, aún es inaccesible. Parece que el único modo de acercarse es a través del río, y el único cruce está repleto de bandidos. Tengo un plan que podría hacernos increíblemente ricas, pero... quizás algún día...}

El Templo de AtzoatlCreo que el secreto de su ubicación yace en la Ciudad Vaal que, hasta hace muy poco, estaba sumergida y era inaccesible. Es una historia que creen los mendigos: algún demonio cubrió la tierra con su oscuridad, ¡pero un héroe la desterró y con ello elevó a la ciudad desde el fondo del río! Después algunos bandidos aparecieron, tomaron artefactos invaluables y bloquearon la única entrada hasta que un héroe incluso más poderoso los mandó a volar. Si ese héroe o heroína estuviese por aquí, le pediría que me ayude a conseguir riquezas inconmensurables pero, creo que tú servirás.