Please consider supporting us by disabling your ad blocker.

Mesa de fabricación /5

IDModRequireItemClassesUnlock
NavaliLos Prefijos no Pueden Ser Modificados2x Orbe ExaltadoCuerpo a Cuerpo a Una Mano, Cuerpo a Cuerpo a Dos Manos, Rango a Una Mano, Rango a Dos Manos, Armadura, Guantes, Botas, Casco, Escudo, Anillo, Amuleto, Cinturón, CarcajProfecía: Susurros Insoportables V, Susurros Insoportables V
NavaliLos Sufijos no Pueden Ser Modificados2x Orbe ExaltadoCuerpo a Cuerpo a Una Mano, Cuerpo a Cuerpo a Dos Manos, Rango a Una Mano, Rango a Dos Manos, Armadura, Guantes, Botas, Casco, Escudo, Anillo, Amuleto, Cinturón, CarcajProfecía: La reina que no respira V, La Reina que no Respira V
NavaliPuede tener múltiples Modificadores Fabricados2x Orbe ExaltadoCuerpo a Cuerpo a Una Mano, Cuerpo a Cuerpo a Dos Manos, Rango a Una Mano, Rango a Dos Manos, Armadura, Guantes, Botas, Casco, Escudo, Anillo, Amuleto, Cinturón, CarcajLa Corte Pálida, La Corte Pálida
NavaliNo puede generar Modificadores de Ataque1x Orbe ExaltadoCuerpo a Cuerpo a Una Mano, Cuerpo a Cuerpo a Dos Manos, Rango a Una Mano, Rango a Dos Manos, Armadura, Guantes, Botas, Casco, Escudo, Anillo, Amuleto, Cinturón, CarcajProfecía: Las Fauces de Plaga V, Las Fauces de Plaga V
NavaliNo puede generar Modificadores de Lanzamiento de Hechizos5x Orbe BenditoCuerpo a Cuerpo a Una Mano, Cuerpo a Cuerpo a Dos Manos, Rango a Una Mano, Rango a Dos Manos, Armadura, Guantes, Botas, Casco, Escudo, Anillo, Amuleto, Cinturón, CarcajProfecía: El Señor Salvaje V, El Señor Salvaje V

Navali /56

TitleNombre
Introducción¿Es una elección la que te trae aquí, o es el destino? Veo necesidad dentro de ti. Una Necesidad de vislumbrar tu futuro. Una Necesidad de seguir el camino correcto. Pero tu futuro ya está forjado. Así que abre tu mente y acéptalo.

Hace mucho tiempo, mi gente me llamaba {hatungo}. Una mujer sabia. Ahora me llaman una resucitada. Pero no es mi destino volver a la Madre de la Muerte aún. Por ahora me encuentro con un pie en este mundo y el otro pie en el reino de los muertos. Los vivos vienen a mí para hacer preguntas, y yo interpreto la muerte.

Presiento que tienes preguntas. Por un regalo de plata las responderé. Pero buscas más que solo respuestas. Riquezas. Poder. Estas cosas también las puedo proporcionar, de cierta manera… Lo único que tienes que hacer es unirte a mí. Presta atención a mis palabras, pero sigue tu camino. El futuro es mío para contar, pero tuyo para reclamar. Es el momento de cumplir tu profecía.

Introducción¿Es una elección la que te trae aquí, o es el destino? Veo necesidad dentro de ti. Una Necesidad de vislumbrar tu futuro. Una Necesidad de seguir el camino correcto. Pero tu futuro ya está forjado. Así que abre tu mente y acéptalo.

Hace mucho tiempo, mi gente me llamaba {hatungo}. Una mujer sabia. Ahora me llaman una resucitada. Pero no es mi destino volver a la Madre de la Muerte aún. Por ahora me encuentro con un pie en este mundo y el otro pie en el reino de los muertos. Los vivos vienen a mí para hacer preguntas, y yo interpreto la muerte.

Presiento que tienes preguntas. Por un regalo de plata las responderé. Pero buscas más que solo respuestas. Riquezas. Poder. Estas cosas también las puedo proporcionar, de cierta manera… Lo único que tienes que hacer es unirte a mí. Presta atención a mis palabras, pero sigue tu camino. El futuro es mío para contar, pero tuyo para reclamar. Es el momento de cumplir tu profecía.

Introducción{Y así, tu camino te lleva hasta aquí, exiliado. Ten cuidado por donde pisas, porque mientras que un pie lidera al otro, también cada pie deja su marca. Un rastro de lo que era. Una guía de lo que habrá.}{Y así, tu camino te lleva hasta aquí, exiliada. Ten cuidado por donde pisas, porque mientras que un pie lidera al otro, también cada pie deja su marca. Un rastro de lo que era. Una guía de lo que habrá.}
Introducción{Nuestros caminos se cruzan en el caparazón de un caracol muerto hace mucho tiempo. Un imperio demasiado lento para ver a dónde llevaba su camino. Construido en la cáscara de otro y destinado a ser enterrado una y otra vez. Esta ciudad aún verá grandes cosas, exiliado. Pero no durante tu vida.}{Nuestros caminos se cruzan en el caparazón de un caracol muerto hace mucho tiempo. Un imperio demasiado lento para ver a dónde llevaba su camino. Construido en la cáscara de otro y destinado a ser enterrado una y otra vez. Esta ciudad aún verá grandes cosas, exiliada. Pero no durante tu vida.}
Introducción{Muchas grandes cosas comienzan en el pie de una montaña, exiliado. Al igual que muchas tragedias. A menudo un camino se bifurca, y los ecos de tus acciones te hacen tomar un camino u otro. ¿Sabes a dónde se te está llevando? ¿Te gustaría saberlo?}{Muchas grandes cosas comienzan en el pie de una montaña, exiliada. Al igual que muchas tragedias. A menudo un camino se bifurca, y los ecos de tus acciones te hacen tomar un camino u otro. ¿Sabes a dónde se te está llevando? ¿Te gustaría saberlo?}
IntroducciónLa Madre de la Muerte observa a esta ciudad con gran interés. Te has unido a nosotros justo a tiempo. Frente a ti se encuentran muchos caminos, cada uno caminado por una vida distinta. Pero todos deben llegar al mismo final, eventualmente.
WraeclastViajé hasta aquí a través de las oscuras salas de la muerte, caminando los caminos de los Recordados. No soy nada más que una memoria de la mujer que solía ser. Una memoria atesorada y alimentada por la Madre de la Muerte.
Yama la BlancaDesperté en las salas de la muerte con la vida que una vez había llevado como un sueño recordado a medias. Yama el Blanco, mi peludo compañero, se mantuvo delante de mí con la Piedra Vidente que ahora tiene. Ambos recibieron una pequeña parte del oscuro conocimiento de Hinekora, pero cada uno sirve propósitos distintos.

La Piedra Vidente me arrastra hacia el interior de su núcleo, donde cada instante de la eternidad se conoce de inmediato, como anillos infinitos de un tronco de un árbol. Yama, como una antorcha en la niebla, me guía de vuelta desde las visiones infinitas de la piedra.
Dioses Karui{Hinekora, mi Madre de la Muerte, no es el único dios, exiliado. Los Karui son observados por muchos. Ngamahu nos presta el fuego que ilumina el camino. Tawhoa nos da los árboles y los pájaros, para marcar el camino y para que disfrutemos de la belleza y de la paz. Tukohama nos aprovisiona de armas y conocimientos de guerra, que nos permiten transitar nuestro camino de forma segura.

Y en los últimos días de este mundo, Kitava, cuyo hambre no conoce límites, se llevará todo consigo.}{Hinekora, mi Madre de la Muerte, no es el único dios, exiliada. Los Karui son observados por muchos. Ngamahu nos presta el fuego que ilumina el camino. Tawhoa nos da los árboles y los pájaros, para marcar el camino y para que disfrutemos de la belleza y de la paz. Tukohama nos aprovisiona de armas y conocimientos de guerra, que nos permiten transitar nuestro camino de forma segura.

Y en los últimos días de este mundo, Kitava, cuyo hambre no conoce límites, se llevará todo consigo.}
Fin de la AnarquíaLas herramientas de adivinación encontradas en el cuerpo de un exiliado. Lo he visto. Hay más herramientas, y los exiliados que las tienen se están reuniendo.
La Piedra NegraEl amuleto de ónice que has comenzado a remodelar es especial, y su metamorfosis aún no está completa. Mantenlo en un lugar seguro, porque aún hay más cosas por hacer.
Día de SacrificioEl fragmento que has recuperado lleva a un reino peligroso. La Reina Roja espera en su fortaleza oscura, y mil años de ira burbujean justo debajo de la superficie de su perfecta e indebidamente obtenida belleza.
La Corte PálidaLas mentes oscuras se esconden en lugares oscuros, pero no siempre fue así.

Los sabios gobernantes Rojos habían muerto hace tiempo, y los fuertes se alzaron con el poder. Pero un líder necio empuja a la gente hacia la ruina. Comezó a ocurrir que la leche fresca del pezón estaba agriada, la hierba crecía dura y puntiaguda, y la carne caminaba por el mundo sin tener alma. Hinekora lanzó su red hacia nuevos reyes y reinas, pero cuatro de ellos se escurrieron a través de agujeros y huyeron hacia la oscuridad. Allí permanecen. Más allá del alcance de la Madre de la Muerte. Pero no más allá de su mirada.
Más allá de la Vista{No he escuchado de tal culto, ni tampoco he visto visiones de ellos, pero si dices que tú mismo los has visto en Wraeclast, entonces te creo.

Ten cuidado. Si pueden evitar la mirada de la Piedra Vidente entonces es posible que también se encuentren fuera del alcance incluso de la Madre de la Muerte. Y eso es algo a lo que realmente hay que temerle.}{No he escuchado de tal culto, ni tampoco he visto visiones de ellos, pero si dices que tú misma los has visto en Wraeclast, entonces te creo.

Ten cuidado. Si pueden evitar la mirada de la Piedra Vidente entonces es posible que también se encuentren fuera del alcance incluso de la Madre de la Muerte. Y eso es algo a lo que realmente hay que temerle.}
Los BelicistasLas ratas en un barco que se hunde luchan hasta la muerte por una astilla de madera seca, sin saber que también terminará en el fondo del mar dentro de poco. No somos las únicas ratas de este barco.
Rivalidad Mortal{Presiento una gran ira en esta tierra, dirigida hacia ti. Hay otro exiliado como tú, que te quiere muerto. Para este individuo, la ira y desesperación difuminan las líneas de la mortalidad.}{Presiento una gran ira en esta tierra, dirigida hacia ti. Hay otro exiliado como tú, que te quiere muerta. Para este individuo, la ira y desesperación difuminan las líneas de la mortalidad.}
Eber, las Fauces de PlagaLos antiguos rojos dejaron esta tierra estéril. Las cosechas crecieron atrofiadas y las enfermedades llenaban el aire. Si no alimentas a un animal este mirará con ojos hambrientos a sus hermanos y hermanas, y el hombre no es distinto. Las Fauces de Plaga y su gente pronto comieron a los suyos, devorando la mismísima esencia de vida de los jóvenes e inocentes.
Yriel, Señor SalvajeCuando las lluvias pararon, el Señor alimentó a sus granjas con la sangre de las bestias. Pero la sangre trae la corrupción consigo, y las cosechas crecieron de forma desenfrenada, monstruosas y con espinas. En la densa jungla de su propia creación, no solo él se volvió salvaje.
Inya, los Susurros InsoportablesLa sabiduría y conocimiento no son lo mismo. La sed de aprendizaje de la reina no tenía fin. A medida que se abría camino a través de las páginas de incontables tomos, su conocimiento creció y su sabiduría se esfumó, bajo el peso de su locura.
Volkuur, la Reina que no RespiraAlgunas veces la muerte es una ladrona, rápida y más rápida aún con el filo. A veces es una vid, que crece lentamente y con creciente fuerza alrededor de tu cuello. Pero la muerte no es un juguete. La reina que no respira ha alzado un ejército de cuerpos sin almas. Sus acciones se burlan de la muerte y la convierten en poco más que un obstáculo para sus marionetas de carne.
Rivalidades AncestralesWraeclast rebosa de memorias de un pasado violento. Aunque el cuerpo y la mente de sus habitantes originales hace tiempo que se han ido, sus emociones —ira, miedo y envidia— permanecen en los artefactos que dejaron tras de sí.

Doedre Lengua Negra, Marceus Lioneye, Shavronne de Umbra, Malígaro, Victario. Si estos nombres ahora no significan nada para ti, pronto lo harán. Mantén un ojo abierto en busca de sus posesiones perdidas hace tiempo. Cada una alberga memorias de fracaso, tristeza y deseo de venganza.

El Camino del TaumaturgoLos grandes taumaturgos del pasado se consideraban a sí mismos artistas del mayor calibre. Sus dibujos eran las energías escondidas que fluyen alrededor y a través nuestro. Su lienzo: la tela finamente tejida de la mismísima realidad en sí misma. Y como le ocurre a cualquier gran artista, en ocasiones sus pinceladas vacilaron y se cometieron errores. Desafortunadamente, sus errores han persistido durante mucho más tiempo que sus mayores creaciones.
El Bandido AmbiciosoLos ladrones se las arreglan con lo que encuentran o se llevan por la fuerza. Cuando los ladrones superan en número a sus víctimas, siempre irán más lejos para ver qué más pueden robar. Es su propia avaricia la que los lleva al peligro.
Invitar a la guaridaAsí que finalmente has encontrado una morada. Quizás tengas espacio para otra alma perdida.
_no_hay_lugar_para_profecías_Aún hay demasiadas profecías sin cumplir. No te arriesgues a fracturar tu destino.
_no_tienes_suficientes_monedas_de_plataConocer nuestro destino tiene un precio, y no tienes la plata suficiente para pagarlo.
La orientación tiene su precio en plata. Si no se paga el precio, la piedra permanecerá en silencio.
Vuelve cuando puedas pagar la cuota de plata. Solamente entonces se conocerá tu destino.
_error_desconocido_Ninguna cantidad de plata ayudará si se formulan las preguntas incorrectas.
La piedra está silenciosa. Por favor vuelve más tarde.
Introducción{Gracias por liberarme. A la Madre de la Muerte le gusta jugarme estos pequeños trucos, para recordarme mi lugar. Pero también te ha enviado aquí para ayudar.

Déjame devolverte el favor, exiliado. Volveremos a encontrarnos en la ciudad, y entonces te ayudaré a iluminar tu camino.}{Gracias por liberarme. A la Madre de la Muerte le gusta jugarme estos pequeños trucos, para recordarme mi lugar. Pero también te ha enviado aquí para ayudar.

Déjame devolverte el favor, exiliada. Volveremos a encontrarnos en la ciudad, y entonces te ayudaré a iluminar tu camino.}
Introducción{Gracias por liberarme. A la Madre de la Muerte le gusta jugarme estos pequeños trucos, para recordarme mi lugar. Pero también te ha enviado aquí para ayudar.

Déjame devolverte el favor, exiliado. Volveremos a encontrarnos en la ciudad, y entonces te ayudaré a iluminar tu camino.}{Gracias por liberarme. A la Madre de la Muerte le gusta jugarme estos pequeños trucos, para recordarme mi lugar. Pero también te ha enviado aquí para ayudar.

Déjame devolverte el favor, exiliada. Volveremos a encontrarnos en la ciudad, y entonces te ayudaré a iluminar tu camino.}
Habla con NavaliEstoy seguro de que nos volveremos a encontrar dentro de poco.
Introducción¿Es una elección la que te trae aquí, o es el destino? Veo necesidad dentro de ti. Una Necesidad de vislumbrar tu futuro. Una Necesidad de seguir el camino correcto. Pero tu futuro ya está forjado. Así que abre tu mente y acéptalo.

Hace mucho tiempo, mi gente me llamaba {hatungo}. Una mujer sabia. Ahora me llaman una resucitada. Pero no es mi destino volver a la Madre de la Muerte aún. Por ahora me encuentro con un pie en este mundo y el otro pie en el reino de los muertos. Los vivos vienen a mí para hacer preguntas, y yo interpreto la muerte.

Presiento que tienes preguntas. Por un regalo de plata las responderé. Pero buscas más que solo respuestas. Riquezas. Poder. Estas cosas también las puedo proporcionar, de cierta manera… Lo único que tienes que hacer es unirte a mí. Presta atención a mis palabras, pero sigue tu camino. El futuro es mío para contar, pero tuyo para reclamar. Es el momento de cumplir tu profecía.

Introducción¿Es una elección la que te trae aquí, o es el destino? Veo necesidad dentro de ti. Una Necesidad de vislumbrar tu futuro. Una Necesidad de seguir el camino correcto. Pero tu futuro ya está forjado. Así que abre tu mente y acéptalo.

Hace mucho tiempo, mi gente me llamaba {hatungo}. Una mujer sabia. Ahora me llaman una resucitada. Pero no es mi destino volver a la Madre de la Muerte aún. Por ahora me encuentro con un pie en este mundo y el otro pie en el reino de los muertos. Los vivos vienen a mí para hacer preguntas, y yo interpreto la muerte.

Presiento que tienes preguntas. Por un regalo de plata las responderé. Pero buscas más que solo respuestas. Riquezas. Poder. Estas cosas también las puedo proporcionar, de cierta manera… Lo único que tienes que hacer es unirte a mí. Presta atención a mis palabras, pero sigue tu camino. El futuro es mío para contar, pero tuyo para reclamar. Es el momento de cumplir tu profecía.

Introducción{Y así, tu camino te lleva hasta aquí, exiliado. Ten cuidado por donde pisas, porque mientras que un pie lidera al otro, también cada pie deja su marca. Un rastro de lo que era. Una guía de lo que habrá.}{Y así, tu camino te lleva hasta aquí, exiliada. Ten cuidado por donde pisas, porque mientras que un pie lidera al otro, también cada pie deja su marca. Un rastro de lo que era. Una guía de lo que habrá.}
Introducción{Nuestros caminos se cruzan en el caparazón de un caracol muerto hace mucho tiempo. Un imperio demasiado lento para ver a dónde llevaba su camino. Construido en la cáscara de otro y destinado a ser enterrado una y otra vez. Esta ciudad aún verá grandes cosas, exiliado. Pero no durante tu vida.}{Nuestros caminos se cruzan en el caparazón de un caracol muerto hace mucho tiempo. Un imperio demasiado lento para ver a dónde llevaba su camino. Construido en la cáscara de otro y destinado a ser enterrado una y otra vez. Esta ciudad aún verá grandes cosas, exiliada. Pero no durante tu vida.}
Introducción{Muchas grandes cosas comienzan en el pie de una montaña, exiliado. Al igual que muchas tragedias. A menudo un camino se bifurca, y los ecos de tus acciones te hacen tomar un camino u otro. ¿Sabes a dónde se te está llevando? ¿Te gustaría saberlo?}{Muchas grandes cosas comienzan en el pie de una montaña, exiliada. Al igual que muchas tragedias. A menudo un camino se bifurca, y los ecos de tus acciones te hacen tomar un camino u otro. ¿Sabes a dónde se te está llevando? ¿Te gustaría saberlo?}
IntroducciónLa Madre de la Muerte observa a esta ciudad con gran interés. Te has unido a nosotros justo a tiempo. Frente a ti se encuentran muchos caminos, cada uno caminado por una vida distinta. Pero todos deben llegar al mismo final, eventualmente.
WraeclastViajé hasta aquí a través de las oscuras salas de la muerte, caminando los caminos de los Recordados. No soy nada más que una memoria de la mujer que solía ser. Una memoria atesorada y alimentada por la Madre de la Muerte.
Yama la BlancaDesperté en las salas de la muerte con la vida que una vez había llevado como un sueño recordado a medias. Yama el Blanco, mi peludo compañero, se mantuvo delante de mí con la Piedra Vidente que ahora tiene. Ambos recibieron una pequeña parte del oscuro conocimiento de Hinekora, pero cada uno sirve propósitos distintos.

La Piedra Vidente me arrastra hacia el interior de su núcleo, donde cada instante de la eternidad se conoce de inmediato, como anillos infinitos de un tronco de un árbol. Yama, como una antorcha en la niebla, me guía de vuelta desde las visiones infinitas de la piedra.
Dioses Karui{Hinekora, mi Madre de la Muerte, no es el único dios, exiliado. Los Karui son observados por muchos. Ngamahu nos presta el fuego que ilumina el camino. Tawhoa nos da los árboles y los pájaros, para marcar el camino y para que disfrutemos de la belleza y de la paz. Tukohama nos aprovisiona de armas y conocimientos de guerra, que nos permiten transitar nuestro camino de forma segura.

Y en los últimos días de este mundo, Kitava, cuyo hambre no conoce límites, se llevará todo consigo.}{Hinekora, mi Madre de la Muerte, no es el único dios, exiliada. Los Karui son observados por muchos. Ngamahu nos presta el fuego que ilumina el camino. Tawhoa nos da los árboles y los pájaros, para marcar el camino y para que disfrutemos de la belleza y de la paz. Tukohama nos aprovisiona de armas y conocimientos de guerra, que nos permiten transitar nuestro camino de forma segura.

Y en los últimos días de este mundo, Kitava, cuyo hambre no conoce límites, se llevará todo consigo.}
Fin de la AnarquíaLas herramientas de adivinación encontradas en el cuerpo de un exiliado. Lo he visto. Hay más herramientas, y los exiliados que las tienen se están reuniendo.
La Piedra NegraEl amuleto de ónice que has comenzado a remodelar es especial, y su metamorfosis aún no está completa. Mantenlo en un lugar seguro, porque aún hay más cosas por hacer.
Día de SacrificioEl fragmento que has recuperado lleva a un reino peligroso. La Reina Roja espera en su fortaleza oscura, y mil años de ira burbujean justo debajo de la superficie de su perfecta e indebidamente obtenida belleza.
La Corte PálidaLas mentes oscuras se esconden en lugares oscuros, pero no siempre fue así.

Los sabios gobernantes Rojos habían muerto hace tiempo, y los fuertes se alzaron con el poder. Pero un líder necio empuja a la gente hacia la ruina. Comezó a ocurrir que la leche fresca del pezón estaba agriada, la hierba crecía dura y puntiaguda, y la carne caminaba por el mundo sin tener alma. Hinekora lanzó su red hacia nuevos reyes y reinas, pero cuatro de ellos se escurrieron a través de agujeros y huyeron hacia la oscuridad. Allí permanecen. Más allá del alcance de la Madre de la Muerte. Pero no más allá de su mirada.
Más allá de la Vista{No he escuchado de tal culto, ni tampoco he visto visiones de ellos, pero si dices que tú mismo los has visto en Wraeclast, entonces te creo.

Ten cuidado. Si pueden evitar la mirada de la Piedra Vidente entonces es posible que también se encuentren fuera del alcance incluso de la Madre de la Muerte. Y eso es algo a lo que realmente hay que temerle.}{No he escuchado de tal culto, ni tampoco he visto visiones de ellos, pero si dices que tú misma los has visto en Wraeclast, entonces te creo.

Ten cuidado. Si pueden evitar la mirada de la Piedra Vidente entonces es posible que también se encuentren fuera del alcance incluso de la Madre de la Muerte. Y eso es algo a lo que realmente hay que temerle.}
Los BelicistasLas ratas en un barco que se hunde luchan hasta la muerte por una astilla de madera seca, sin saber que también terminará en el fondo del mar dentro de poco. No somos las únicas ratas de este barco.
Rivalidad Mortal{Presiento una gran ira en esta tierra, dirigida hacia ti. Hay otro exiliado como tú, que te quiere muerto. Para este individuo, la ira y desesperación difuminan las líneas de la mortalidad.}{Presiento una gran ira en esta tierra, dirigida hacia ti. Hay otro exiliado como tú, que te quiere muerta. Para este individuo, la ira y desesperación difuminan las líneas de la mortalidad.}
Eber, las Fauces de PlagaLos antiguos rojos dejaron esta tierra estéril. Las cosechas crecieron atrofiadas y las enfermedades llenaban el aire. Si no alimentas a un animal este mirará con ojos hambrientos a sus hermanos y hermanas, y el hombre no es distinto. Las Fauces de Plaga y su gente pronto comieron a los suyos, devorando la mismísima esencia de vida de los jóvenes e inocentes.
Yriel, Señor SalvajeCuando las lluvias pararon, el Señor alimentó a sus granjas con la sangre de las bestias. Pero la sangre trae la corrupción consigo, y las cosechas crecieron de forma desenfrenada, monstruosas y con espinas. En la densa jungla de su propia creación, no solo él se volvió salvaje.
Inya, los Susurros InsoportablesLa sabiduría y conocimiento no son lo mismo. La sed de aprendizaje de la reina no tenía fin. A medida que se abría camino a través de las páginas de incontables tomos, su conocimiento creció y su sabiduría se esfumó, bajo el peso de su locura.
Volkuur, la Reina que no RespiraAlgunas veces la muerte es una ladrona, rápida y más rápida aún con el filo. A veces es una vid, que crece lentamente y con creciente fuerza alrededor de tu cuello. Pero la muerte no es un juguete. La reina que no respira ha alzado un ejército de cuerpos sin almas. Sus acciones se burlan de la muerte y la convierten en poco más que un obstáculo para sus marionetas de carne.
Rivalidades AncestralesWraeclast rebosa de memorias de un pasado violento. Aunque el cuerpo y la mente de sus habitantes originales hace tiempo que se han ido, sus emociones —ira, miedo y envidia— permanecen en los artefactos que dejaron tras de sí.

Doedre Lengua Negra, Marceus Lioneye, Shavronne de Umbra, Malígaro, Victario. Si estos nombres ahora no significan nada para ti, pronto lo harán. Mantén un ojo abierto en busca de sus posesiones perdidas hace tiempo. Cada una alberga memorias de fracaso, tristeza y deseo de venganza.

El Camino del TaumaturgoLos grandes taumaturgos del pasado se consideraban a sí mismos artistas del mayor calibre. Sus dibujos eran las energías escondidas que fluyen alrededor y a través nuestro. Su lienzo: la tela finamente tejida de la mismísima realidad en sí misma. Y como le ocurre a cualquier gran artista, en ocasiones sus pinceladas vacilaron y se cometieron errores. Desafortunadamente, sus errores han persistido durante mucho más tiempo que sus mayores creaciones.
El Bandido AmbiciosoLos ladrones se las arreglan con lo que encuentran o se llevan por la fuerza. Cuando los ladrones superan en número a sus víctimas, siempre irán más lejos para ver qué más pueden robar. Es su propia avaricia la que los lleva al peligro.
_no_hay_lugar_para_profecías_Aún hay demasiadas profecías sin cumplir. No te arriesgues a fracturar tu destino.
_no_tienes_suficientes_monedas_de_plataConocer nuestro destino tiene un precio, y no tienes la plata suficiente para pagarlo.
La orientación tiene su precio en plata. Si no se paga el precio, la piedra permanecerá en silencio.
Vuelve cuando puedas pagar la cuota de plata. Solamente entonces se conocerá tu destino.
_error_desconocido_Ninguna cantidad de plata ayudará si se formulan las preguntas incorrectas.
La piedra está silenciosa. Por favor vuelve más tarde.