Please consider supporting us by disabling your ad blocker.

El Laberinto

El Laberinto

El Laberinto es una mazmorra distinta de cualquier otra en Path of Exile. Está lleno de trampas peligrosas, secretos valiosos, puzles intrincados, y objetivos que puede que requieran que hagas cosas a través de varias áreas. Para ganar acceso al Laberinto, debes completar las seis pruebas de prerequisitos que se encuentran esparcidas a través de los primeros tres actos. Un portal a la Plaza de los Aspirantes aparecerá en el centro del Campamento de Sarn, y es en la Plaza de Aspirantes donde se puede acceder a todas las versiones del Laberinto.

Supera las seis pruebas y podrás entrar a la Plaza de Aspirantes a través del Campamento de Sarn.

Navegar por el Laberinto de forma satisfatoria lleva en último lugar a una secuencia de peleas con el creador del Laberinto, Izaro. Si no sobrevives al Laberinto significa que debes volver a comenzarlo, así que ten cuidado por donde caminas. Si consigues llegar al final, serás recompensado con un tesoro, una oportunidad para mejorar un objeto, y la habilidad de seleccionar tu clase de Ascendencia.

La estructura del Laberinto cambia cada día, pero puedes ver la secuencia de las cámaras a medida que progresas a través de ellas, así como las características que puedan tener.

Hay cuatro versiones del Laberinto, cada una con una serie de requisitos de entrada, y cada una te recompensa con dos puntos de Ascendencia al completarlas por primera vez. A diferencia de la mayoría de las áreas en Path of Exile, la estructura del Laberinto no cambia en gran medida al entrar varias veces al día, pero una vez al día se aleatoriza su disposición. Si se te da bien completar el Laberinto, puede que consigas llegar a las tablas de clasificación. El mejor tiempo de cada día por cada Laberinto es recompensado con un premio. Algunos jugadores hacen builds optimizadas exclusivamente para completar el Laberinto, así que puede volverse muy competitivo.